Fragmentos de la Guerra de Khelus 3 – La Revelación de Nishtya

Fragmentos de la Guerra de Khelus 3 – La Revelación de Nishtya

Aquel magnifico evento cósmico, que introdujo todo un sistema planetario en la galaxia fue denominado, con el paso de los siglos, como la “Revelación de Nishtya”. Los nuevos y extraños planetas estaban habitados por seres de una civilización exótica y de avanzada. Ellos habían atravesado una distancia inimaginable con el objetivo de detener la tremenda guerra iniciada por los draconianos. Ellos habían sido enviados por un grupo de seres poderosos, al cual denominaban como “La Hermandad”.

FROD 0383 La magnitud y magnificencia de las naves vidianas fue suficiente para interrumpir las hostilidades en Khelus. Todos pudieron comprobar su poderío, cuando fieles a su temperamento exaltado, algunos grupos de naves draconianas osó atacarlas sin razón o preaviso, y fueron destrozadas por sorprendentes haces lumínicos, provenientes de naves que no acusaban ni un rasguño.

Desde su perspectiva, los vidianos iniciaron el diálogo con ambas civilizaciones, y aunque los draconianos intentaron obstaculizarlo por todos los medios posibles, quedó claro desde un principio que no estaban dispuestos a permitir que la guerra continuara.

Mientras los draconianos intentaban persistir en sus planes para obtener los secretos del Aukún, los vidianos detuvieron cualquier acción ofensiva, y sus cónsules entraron en acción, comenzando diálogos con estas y otras civilizaciones cercanas. En poco tiempo, también Atlantis y Meraq tenían algún trato con ellos, aunque eso no cambiara ni la voluntad aislacionista de los atlantes ni la situación comprometida de los meraqi, que seguían formando parte del Imperio de Al-Tuban.

LFLE 0375Al comprobar el grado de destrucción de Khelus, producto de la larga y devastadora guerra, los vidianos propusieron un nuevo mundo para los khelianos. Algo alejado de aquel cúmulo, había un planeta en cuya cima evolutiva se encontraban una especie de felinos con cierta inteligencia, que más adelante lograría una alta empatía con los khelianos. Y fue así, que mientras se iniciaban los dificultosos diálogos con los draconianos, comenzaba el traslado de gran parte de la población de Khelus a ese nuevo mundo, que llamaron Tzabekh.

La colaboración entre khelianos y vidianos originó avances en el manejo de la luz y los Khelianos la integraron al aukún, este progreso les permitió la creación de un escudo planetario radiante alrededor de Tzabekh, que impediría cualquier nuevo ataque sorpresivo.

Los altubanos finalmente, tuvieron que aceptar condiciones de retirada, y abandonar Khelus. Esas condiciones incluyeron la no agresión futura hacia mundos habitados por especies inteligentes, al igual que la continua y estricta vigilancia de los vidianos para asegurar que eso se cumpliera. No obstante, los vidianos accedieron a ayudar a los draconianos con sus problemáticas de escasez de recursos, porque Al-Tuban ya no era suficiente para sustentar a los draconianos, que ahora estaban expandidos por varias nuevas colonias.

La guerra de Khelus había dejado tras de sí un gran número de víctimas y un planeta convertido casi en un desierto. Aunque la mayoría de los khelianos se reubicaron en Tzabekh, unos pocos optaron por quedarse en Khelus para intentar reconstruir su viejo hábitat. DAKO 0355Los aurkhelianos, se dedicaron a mejorar su tecnología militar gracias a nuevos aportes de los vidianos, y si bien la Asamblea todavía no los había aceptado plenamente, el nuevo grupo armado declaró su compromiso y fidelidad con la misión de defender tanto a Khelus como a su nuevo mundo, de los draconianos o de cualquier futura amenaza. Los aurkhelianos sabían que para lograrlo debían dejar atrás su plácido estilo de vida, y creían firmemente que debían hacer el sacrificio para el bien de todos.

Así, un nuevo equilibrio se había establecido en la galaxia entre las especies inteligentes. Y aunque no todas lo supieran, detrás de ese equilibrio estaba el regreso de los Eternos a este Universo, y una nueva época de conflictos que iba a involucrarlos, quisieran o no.

Compendio Galáctico

Compendio galáctico

Curiosidades

Carta de la semana

Descargas